Asesoría fiscal

Cómo optimizar la estrategia fiscal de tu negocio tras la COVID-19

En un mundo ideal, los impuestos consumirían muy poco de nuestro tiempo y atención. Pero la realidad es muy distinta, especialmente este año con la problemática añadida por la pandemia de la Covid-19. Más que antes, la fiscalidad en estas circunstancias puede acabar suponiendo un quebradero de cabeza a mayores, capaz de mantener despiertos a los dueños de negocios por la noche. Las cuotas y los impuestos suponen un gasto económico muy a tener en cuenta para la mayoría de las empresas y las personas, por lo que requieren una estrategia fiscal cuidadosa y bien asesorada. Hoy, en Mation hablamos de planificación fiscal.

Resumen de medidas fiscales adoptadas por la crisis del coronavirus

El primer paso para una estrategia fiscal óptima pasa por estar convenientemente informado y asesorado sobre las novedades normativas que puedan afectarnos. En este aspecto ser asesorados por asesores fiscales supone una ventaja diferencial. Veamos algunas de estas novedades:

  • Se ha aprobado un aplazamiento de deudas tributarias, aplicable a autoliquidaciones presentadas hasta 30.000 € por un periodo de 6 meses, de los que los tres primeros serían sin intereses.
  • Se ha incluido en el grupo de medidas una suspensión de plazos de pago que afectaría en este caso a la deuda tributaria contraída anteriormente, incluyendo el caso de que ésta esté en vía ejecutiva. 
  • Se ha estipulado una suspensión del plazo de formulación y aprobación de cuentas para sociedades mercantiles, civiles y cooperativas. Se reanudará a los tres meses desde que se dé por terminado el periodo de vigencia del estado de alarma. Esto implica que las Cuentas anuales relativas a 2019 podrán ser aprobadas y depositadas en el Registro Mercantil a partir del mes de septiembre.
  • Se permite que las necesarias reuniones de los consejos de administración y órganos rectores, tanto de cooperativas como de asociaciones y fundaciones, puedan ser realizadas mediante videoconferencia. 
  • Queda pospuesto el plazo para la solicitud de concurso de acreedores hasta dos meses después de que se dé por finalizado el estado de alarma. 
  • Igualmente se suspende el plazo de devolución de productos. Su cómputo se reiniciará cuando finalice el estado de alarma. 
  • Así mismo, el plazo para convocar Junta de socios, en el caso de concurran causas de disolución de una sociedad, queda también suspendido hasta que el final del estado de alarma
  • En materia de financiación, el Estado concederá avales a aquellos empresarios que realicen solicitudes de liquidez a entidades de crédito.

Consejos generales para una buena planificación fiscal

Afortunadamente, con la asesoría adecuada y un poco de planificación es posible obtener el control sobre el efecto de los impuestos en nuestras finanzas. Cuando los impuestos se entienden y anticipan completamente, puede recuperarse el control sobre el flujo de efectivo, los pagos de la deuda y otras obligaciones.

Esta planificación debe llevarse a cabo todos los años para mantenerse al día con los cambios en nuestros negocios, y estar al tanto de los cambios de los códigos impositivos. Vamos a ver algunas estrategias generales de planificación fiscal que pueden ayudar tanto a las empresas como a las personas a minimizar la preocupación y maximizar los buenos resultados:

Planificar adecuadamente nuestro flujo de efectivo

La mayoría de las empresas experimentan altibajos en el flujo de efectivo cuando compran suministros y equipos, pagan a sus empleados y cobran los pagos. Las grandes facturas de impuestos pueden secuestrar el flujo de efectivo, ejerciendo una presión indebida sobre las empresas y sus finanzas. Al planificar nuestro flujo de caja y anticipar los plazos de impuestos, podemos suavizar la montaña rusa de gastos y centrarnos en los aspectos más críticos del negocio.

Plan para las fechas de pago

Perder una fecha de pago de impuestos puede tener serias consecuencias, como multas y tensión en el flujo de caja. Es importante planificar cuidadosamente los pagos de impuestos para evitar gastos innecesarios. Programar los pagos de impuestos con anticipación y presupuestarlos con mucha antelación es siempre buena costumbre.

te ayudamos con tu estrategia fiscal

Adelantar otros gastos

Esta estrategia de planificación fiscal implica aprovechar la posibilidad de adelantar otros gastos, y así poder obtener la deducción en el año en curso, reduciendo así las obligaciones tributarias inmediatas.

Variar cuotas

En algunos casos variar las cuotas y las cotizaciones, puede evitar pagar en exceso en el impuesto sobre la renta. Tener este efectivo adicional puede brindar la capacidad de usarlo para pagar otras facturas o reducir deudas. Esta estrategia ayuda a equilibrar el flujo de efectivo y recuperar el control sobre el dinero acorde a nuestras necesidades o preferencias durante la mayor parte del año.

Beneficios de la reunión anual de planificación fiscal

La planificación anual es fundamental para las empresas y las personas que desean tomar el control de sus finanzas y posicionarse para solventar con éxito la presión fiscal de cada año. A medida que se implementa la planificación anual, podemos esperar obtener una serie de ventajas:

  • Flujo de caja mejorado.
  • Configuración y seguimiento de objetivos más eficaz y adaptado al día a día.
  • Más control sobre el dinero y capacidad para anticipar pagos y gastos.
  • Toma de decisiones mejorada.

No es necesario que nuestro proceso de planificación fiscal anual sea complicado, pero si lo hacemos contando con el asesoramiento de expertos con experiencia resultará de gran eficacia. Trabajando con el asesor adecuado, podemos optimizar nuestra estrategia fiscal y encontrar formas de optimizar aún más la marcha de nuestra empresa.

Autor


Avatar