Your address will show here +12 34 56 78
Asesoría fiscal


¿Qué es una startup o empresa emergente? La definición nos dice que son empresas jóvenes que comienzan a desarrollarse. Si bien no existen reglas que describan qué tipo de empresa se considera una startup.

El término generalmente se aplica a las empresas de alta tecnología o que ofrecen productos que aprovechan la tecnología para proporcionar algo diferente o realizar una tarea actual de una manera nueva. Pero, en rigor, no es necesario que una empresa emergente necesite estar ligada al sector de la tecnología para ser considerada como una startup.

¿Cómo crear una Startup?

Normalmente, las startups son pequeñas en su inicio. La financiación y las operaciones iniciales son manejados por una persona o un puñado de fundadores. Las empresas emergentes ofrecen un servicio o producto que actualmente no se ofrece en ningún otro lugar del mercado o que los fundadores creen que es mejor que lo que se ofrece actualmente.

El hecho de que una empresa sea nueva no la convierte en una startup. Por ejemplo, las empresas con un potencial de crecimiento limitado con respecto a sus ingresos, productos y base de clientes no se consideran empresas emergentes. No es probable que una nueva empresa de servicios profesionales, una tintorería o un restaurante se considere una empresa emergente.

Primer paso para crear una Startup

El primer paso común es la idea; identificar un problema y aportar una solución. Las startups exitosas parten de ideas comerciales que consiguen satisfacer las necesidades de un grupo potencial de clientes.

Tras esto es importante elaborar un plan de negocios que describa los productos y servicios ofrecidos en detalle. En esta fase es común contar con profesionales que puedan asesorar a los emprendedores para reunir información sobre su tipo de industria y operaciones, además de aconsejar en el tema financiero, administrativo y de análisis de mercado.

Tener un plan de negocios optimizado también es importante para obtener financiación para la posterior puesta en marcha de la empresa. Es más probable lograr préstamos privados y ayudas públicas si se puede detallar claramente cómo se va a usar la financiación y para qué se necesita de modo concreto.

Segundo paso para crear una Startup

Reunir el equipo adecuado sería la siguiente etapa. Los trabajadores que se sienten atraídos por ese tipo de entorno pueden buscar nuevas opciones de trabajo en empresas emergentes. La cultura de las startups tiende a ser más igualitaria porque los trabajadores de todos los niveles colaboran.

El espacio de trabajo a menudo refuerza esa visión. Las áreas abiertas donde el personal y los líderes trabajan codo con codo son comunes. Sin embargo, los fundadores y ejecutivos siguen estando a cargo y, a menudo, actúan como embajadores de la empresa.

Cómo crear y financiar una startup

Análisis de en qué punto está tu Startup

No existen reglas firmes que describan cuándo una startup ya no puede considerarse como tal, pero algunos expertos creen que una empresa ya no es una startup cuando ocurre una o más de las siguientes situaciones:
  • Completa su camino hacia la rentabilidad.
  • Alcanza cierto tamaño.
  • Se vuelve público.
  • Lo adquiere una corporación más grande.
  • Recibe importantes fondos de inversión.

Financiación Startup

Las empresas emergentes generalmente requieren financiación en sus primeras etapas porque los gastos a menudo superan los ingresos a medida que los fundadores desarrollan, prueban y trabajan en la comercialización de sus ideas.

Hay varias opciones de financiación, que pueden ser utilizadas en función de las características de la empresa emergente.

  • Préstamos para pequeñas empresas de cooperativas de crédito o bancos.
  • Préstamos y ayudas de la Administración para pequeñas empresas.
  • Subvenciones para organizaciones sin fines de lucro.
  • Recaudación de fondos por sistemas de Crowdfunding.
  • Inversores privados.
  • Crédito o activos personales.
Algunos fundadores de startups usan su propio dinero o piden dinero prestado para financiar las operaciones diarias de su negocio. Otros confían en inversores ángeles; más tarde, pueden recurrir a inversiones de capital de riesgo.

En este último caso se trata de inversores profesionales que se especializan en la financiación de nuevas empresas, y que buscan invertir en nuevas empresas que demuestren su potencial. A cambio, podrían recibir un porcentaje de propiedad de la empresa.

El crowdfunding es otra forma de recaudar fondos de personas que creen en la empresa emergente y desean contribuir con dinero.

Al buscar préstamos para financiamiento, las empresas emergentes deben considerar las opciones especializadas que los bancos tienen para las pequeñas empresas. Los micropréstamos son productos a corto plazo y de bajo interés que son ideales para nuevas empresas. La empresa debe proporcionar un plan de negocios detallado para la calidad de los préstamos.

Los fundadores de empresas emergentes también pueden usar su crédito para financiar sus empresas. Esto requiere un historial crediticio impecable y es la opción más arriesgada, especialmente si falla la puesta en marcha.

Venta de Startup

Este es un momento en que resulta imprescindible el asesoramiento experto que revise de modo minucioso todas las condiciones de la venta. Básicamente, hay tres formas de vender una startup:

  1. Absorción o adquisición por una empresa más grande. Es la más habitual. Alguna empresa cercana al espacio de negocio decide hacerse con una startup que pueda representar para ellos un avance en innovación o el acceso a nuevos clientes.
  2. Absorción por capital privado. Son empresas que generalmente compran los activos de los propietarios e inversores existentes.
  3. Una nueva ronda de inversión. Un nuevo inversor o grupo de inversores se hace con la mayoría y pasa a controlar la empresa.

Para cualquier consulta sobre las startups no dudes en ponerte en contacto con nuestros especialistas en temas jurídicos y fiscales. Estaremos encantados de atenderte.
0