Your address will show here +12 34 56 78
Asesoría fiscal, criptomonedas
Las wallets de criptomonedas están cambiando la forma en que percibimos el dinero. Han cambiado muchos precedentes convencionales en la industria de servicios financieros y han captado la atención de gobiernos, inversores, profesionales de la tecnología, empresas y el público en general de todo el mundo. Sin embargo, muchas personas mantienen preguntas sobre este tipo de activos y una de las más recurrentes es dónde se almacenan las criptomonedas.

¿Qué son las wallets o monederos criptográficos?

Una wallet criptográfica se utiliza para interactuar con una red de cadena de bloques. En realidad, los monederos criptográficos no almacenan la moneda, sino que actúan como una herramienta de interacción con blockchain, es decir, generan la información necesaria para recibir y enviar dinero a través de transacciones seguras de blockchain. La información comprende pares de claves privadas y públicas. En base a estas claves se genera un identificador alfanumérico llamado dirección. En esencia, esta dirección especifica la ubicación a la que se pueden enviar las monedas a la cadena de bloques. La dirección se puede compartir para recibir fondos, pero las claves privadas nunca deben divulgarse. La clave privada se puede usar en cualquier wallet para acceder a la criptomoneda. Mientras se conozca la clave privada, se puede acceder a los fondos en cualquier dispositivo. Además, las monedas simplemente se transfieren de una dirección a otra, sin salir nunca de la cadena de bloques.

Tipos de wallets criptográficas

Cuando se compra criptomoneda en un intercambio, técnicamente se puede almacenar de modo seguro donde se compró. Si se compran pequeñas cantidades de criptomonedas, se las puede localizar inicialmente en las cuentas nominales, como el saldo de una cuenta bancaria. Esta es una de las categorías básicas de monederos criptográficos que se obtiene de forma predeterminada cuando se compran criptomonedas. Lo más importante de todo es que las wallets en los intercambios también ofrecerán ciertas capas de seguridad.
Los intercambios de criptomonedas tienen pólizas de seguro para salvaguardar contra pérdidas. Sin embargo, estas medidas de seguridad a veces no son suficientes para abordar las inquietudes de los clientes sobre el almacenamiento seguro de criptomonedas. Aquí es donde se necesitaría encontrar los tipos adecuados de monederos criptográficos que puedan ofrecer seguridad adicional.

Hot Wallets

Uno de los tipos de monederos criptográficos más destacados son los conocidos como monederos calientes o hot wallets. Se trata básicamente de monederos que se conectan a Internet y generalmente ofrecen menos seguridad. Por otro lado, ofrecen una mejor accesibilidad debido a su conexión con Internet y son muy fáciles de usar.

Carteras de escritorio

Las carteras de escritorio implican descargar una aplicación a un ordenador de escritorio o portátil. La aplicación ayudará a generar un archivo de datos para almacenar las claves de los usuarios. Los usuarios también deben crear una contraseña para acceder a las claves. Las wallets de escritorio ofrecen la ventaja de poseer su propia clave, aunque con riesgos de daño físico o infección de malware o virus.


Wallets de criptomonedas

Monederos Web

Los monederos web son uno de los tipos destacados en la categoría de wallets calientes. Se puede acceder a ellos a través de un navegador web sin necesidad de descargar ningún software o aplicación especializada. Con la ayuda del acceso del navegador, los monederos web garantizan la accesibilidad de los criptoactivos desde cualquier ubicación con su contraseña, un dispositivo y un navegador web. En este caso, el sitio web tendría la propiedad de las claves de los criptoactivos. Sin embargo, alternativas como las wallets multi-sig ofrecen un cierto nivel de control a los usuarios sobre sus activos criptográficos.

Carteras móviles

Las carteras móviles también son una de las categorías cruciales con una funcionalidad similar a las carteras de escritorio. Se tiene que instalar una aplicación móvil en el teléfono, que serviría como wallet caliente. Las carteras móviles presentan una mayor flexibilidad para el intercambio de fondos, pero también conllevan algunos riesgos de seguridad.

Cold wallets

El almacenamiento en frío implica que las wallets almacenan los tokens criptográficos de los usuarios en modo fuera de línea. Como resultado, sirven como bóvedas que puede usar para las transacciones diarias. Curiosamente, hay algunos tipos de wallets frías que se conectan a Internet incluso mientras conservan su funcionalidad básica de trabajo.

Carteras de papel

Las carteras de papel no son más que piezas físicas de papel que contienen todos los datos que se necesitarían para acceder a la criptomoneda. En caso de perder el documento en papel, se corre el riesgo de perder los activos criptográficos. Además, también presentan los inconvenientes de las limitaciones para enviar fondos parciales fácilmente.

Carteras de hardware

Las carteras de hardware ofrecen seguridad al evitar por completo la exposición en línea de claves privadas. Las carteras de hardware guardan claves privadas en un dispositivo físico en un entorno fuera de línea y funcionan como una unidad flash. Son uno de los tipos de monedero criptográfico más fáciles de usar porque se las puede conectar fácilmente a ordenadores o cualquier otro dispositivo mediante una unidad USB.
Incluso si el dispositivo está conectado a Internet, la clave privada no sale del dispositivo. El dispositivo solicitaría los detalles de la transacción y proporcionaría la validación de los datos, completando así la transacción. Luego, los detalles de la transacción van a la red en línea, donde se documenta.

Como vemos, existen diferentes tipos de wallets criptográficas y es importante conocer bien sus características. Por eso, si tienes cualquier duda o consulta, en Mation estaremos encantados de ayudarte.  No dudes en ponerte en contacto con nosotros.
0

Mation